martes, 14 de febrero de 2017

A MI HIJA LE SANGRA LA NARIZ!!

Pues sí, así fue. Estaba mi nena haciendo deberes y de pronto se giró asustada, estaba yo con ella haciendo "mis deberes" en el portátil. Mi sorpresa fue que me enseñó su pañuelo con sangre. No me asusté, me pareció normal teniendo en cuenta que está resfriada y con mucho moquete, pero ella tenía un susto tremendo. La otra vez que le pasó fue con 3 años y no se acordaba. Ella se acuerda de cuando se dio el trompazo con 6 años que casi se le rompe el tabique, y claro, ella vio sangre en su nariz y pensó que a urgencias otra vez. Pobre!! Como es así de tremenda, me preguntó que si era del cerebro y todo. Pero lo cierto es que su hemorragia era poca.

Bueno, pues procedí del siguiente modo que os puede ser útil no sólo con niños, sino también con adultos o con vosotros mismos. (También le di mimitos, pero eso ya va al gusto de cada uno).

PASOS A SEGUIR PARA CORTAR EPISTAXIS.

En primer lugar, no hay que ponerse nervioso, intentar mantener la calma, tanto si nos sangra a nosotros como si es a otro, para que el que lo está sufriendo no se ponga más nervioso aún.

En segundo lugar, sentarlo e inclinarle la cabeza ligeramente hacia delante para que la sangre drene y salga, no se debe echar la cabeza hacia atrás porque nos tragaríamos la sangre y puede irritar la garganta, provocar náuseas, dolor de estómago y, además, es muy desagradable la sensación de sangre por la garganta. Es aconsejable inclinar la cabeza por encima de la altura del corazón.

Seguidamente, apretar las fosas nasales, las aletas, con el dedo pulgar y el índice por lo menos 5 minutos o hasta que remita el sangrado. Hay que respirar por la boca.

Si no remite pasados más de 10 minutos, acudir al médico.




No es aconsejable colocar algodón o un pañuelo en la nariz, porque se puede formar un coágulo o una costra y al quitar el algodón, puede volver el sangrado. Si sangra mucho, de camino a urgencias, pues tapar un poco con un pañuelo para no manchar todo, claro.

Tampoco es buena idea, una vez cortada la hemorragia nasal o epistaxis, realizar acciones que puedan volver a provocar el sangrado tales como esfuerzos, sonarse, agachar la cabeza...

Sí es buena ideal colocar un hidrogel fresquito sobre la nariz, pues los vasos sanguíneos se contraen con el frío y ayuda a cortar antes la epistaxis.

A QUÉ PUEDE SER DEBIDA LA EPISTAXIS?

En el epitelio de las fosas nasales hay muchos vasos sanguíneos muy finos y frágiles que se pueden romper cuando hay exceso de mucosidad debido a rinitis, sinusitis; cuando nos sonamos mucho, cuando se quedan secos los moquetes, cuando alguno se mete el dedo en la nariz, cuando hacemos un esfuerzo físico grande. También cuando tenemos fiebre es posible, pues con el calor se dilatan los vasos y se pueden romper. Obviamente, cuando nos golpeamos la nariz, sangra y mucho.

En este post me refiero todo el rato a una epistaxis no grave y puntual. Si las hemorragias son frecuentes sin una causa concreta, hay que acudir al médico porque puede ser síntoma de alguna patología grave.

También es cierto que hay personas más propensas a sufrir epistaxis.

Si tienes cualquier duda sobre esto u otro tema relacionado con la salud, puedes mandarme un mail a info@farmaciaalegreperez.com

Teresa Gil. Farmacéutica adjunta Farmacia Alegre Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...