jueves, 27 de octubre de 2016

PROTÉGETE EN OTOÑO

 Hoy en el post os voy a contar cómo podéis reforzar vuestro sistema inmunitario cara al frío que se avecina. 

 Os hablaré de la Echinacea, del Propóleo, la Jalea Real y los Probióticos.  Los podéis obtener en vuestra farmacia, junto con el consejo farmacéutico sobre cómo y cuándo tomarlas, si os conviene una más que otra... Hay más modos de reforzar las defensas, como tomar vitamina C, miel pura..., pero en este post os hablo de las anteriores.


ECHINACEA: 


  La Equinácea es una planta medicinal cuyas propiedades como antibiótico natural y fortalecedor del sistema inmune han sido demostradas científicamente. 

 Otras de sus propiedades son antiinflamatoria, analgésica, antiviral, cicatrizante y antifúngica.
 Sus activos principales son equinacina, ácido chicórico y ácido cafeico.

 Está indicada para afecciones respiratorias (resfriado, gripe, faringitis, laringitis), afecciones ginecológicas (fúngicas y bacterianas), para afecciones dermatológicas (herpes), afecciones oculares (orzuelos), afecciones digestivas (al estimular la secreción salivar, ayuda a aumentar el apetito y al síndrome de boca seca), afecciones urinarias, afecciones óticas, cicatrices, heridas.


No debe tomarse más de 2 meses seguidos. Contraindicado en personas con alergia a la familia de las compuestas (margaritas, camomila...). No administrar a niños menores de 3 años. 





Foto cortesía Bie3
Foto cortesía Bie3

Foto cortesía Aquilea
Foto cortesía Aboca

Foto cortesía Planta Medica


PROPÓLEO:

 El Propóleo es una sustancia resinosa obtenida por las abejas de las yemas y corteza de los árboles para cubrir y proteger la colmena.


 Sus propiedades como antibiótico natural y estimulante del sistema inmunitario han sido demostradas científicamente.

 Otras propiedades son: antimicótico, antiinflamatorio, analgésico, antioxidante, antiviral, epitelizante, hipotensor, hemostático, cicatrizante, anestésico.
 Sus activos principales son flavonoides (antioxidantes naturales, antisépticos y antivirales), aceites esenciales, vitaminas, oligoelementos y aminoácidos.

 Está indicado para afecciones respiratorias (gripe, afecciones de la garganta, laringitis, faringitis, bronquitis, rinitis), afecciones bucales (aftas, gingivitis, glositis), afecciones digestivas (normaliza el peristaltismo intestinal, regula el apetito, gastritis, diarreas), afecciones ginecológicas, afecciones urinarias, afecciones dermatológicas (heridas, cortes, eccemas, quemaduras), afecciones circulatorias (vasodilatador, hipotensor), afecciones oculares (conjuntivitis, blefaritis).


No dar a niños menores de 3 años. 








Foto cortesía Aquilea

Foto cortesía Arkopharma

Foto cortesía Arkopharma



Foto cortesía Apivita

JALEA REAL:

 Sustancia viscosa obtenida por las abejas obreras para alimentar a la abeja reina y las larvas.


 Es un excelente reconstituyente en estados carenciales y de agotamiento físico y psíquico y estimulante del sistema inmune.

 Otras propiedades son: antiviral, antimicótico, antibacteriano, antianémica, antioxidante, disminuye la ansiedad y el nerviosismo, mejora el peristaltismo intestinal.

 Entre sus activos encontramos  vitaminas, minerales, aminoácidos, azúcares.


 No utilizar en pacientes con enfermedad de Addison. Su consumo excesivo puede provocar cefaleas, taquicardia, hipetensión. Ni en niños menores de 3 años. 






foto cortesía Arkopharma

Foto cortesía Arkopharma



foto cortesía Juanola

foto cortesía Juanola




PROBIÓTICOS:

 Son microorganismos vivos, iguales a los que forman parte de la microbiota intestinal que, ingeridos en las cantidades adecuadas, producen efectos beneficiosos. Estos efectos dependen de la cepa administrada, la dosis, forma de administración, características de la persona y la presencia de coadyuvates como prebióticos o vitaminas.


 Los probióticos sobreviven en el tracto gastrointestinal, pues son resistentes al ácido gástrico. Proliferan en el intestino, son tolerados a nivel inmunológico, no son tóxicos.


Son varios los mecanismos por los cuales los probióticos ejercen sus efectos:

- Interaccionando con la microbiota intestinal, equilibrándola, aumentando la concentración de bacterias beneficiosas y reforzándola frente a patógenos.
- Interaccionando con las células epiteliales del intestino, mejorando el buen funcionamiento de la mucosa intestinal.
- Interaccionando con las células del tejido linfoide asociado a mucosas (GALT) que constituye la parte más extensa del sistema inmunitario, reforzando así las defensas.









Foto cortesía Arkopharma




Foto cortesía Ferring


Foto cortesía Aquilea


Foto cortesía Lactoflora



Foto cortesía Casen




 Es un breve resumen de las defensas que podéis encontrar en la oficina de farmacia. Para ver con más detenimiento sobre cada una de ellas, os recomiendo los post que escribí anteriormente:

PROBIÓTICOS: http://mifarma12h.blogspot.com.es/2012/05/probioticos.html


ECHINACEA: http://mifarma12h.blogspot.com.es/2012/09/equinacea-tomala-en-otono.html


PROPÓLEO: http://mifarma12h.blogspot.com.es/2012/09/propoleo-prepara-tus-defensas.html


JALEA REAL: http://mifarma12h.blogspot.com.es/2013/10/jalea-real.html



Teresa Gil Alegre. Farmacéutica adjunta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...