jueves, 8 de febrero de 2018

ANTIBIÓTICOS EN SUSPENSIÓN EXTEMPORÁNEA

En este post os voy a explicar por qué algunos antibióticos en suspensión hay que reconstituirlos, cómo hacerlo y cómo conservarlos.

Cuando el médico prescribe este tipo de antibiótico, generalmente para vía oral pediátricos, es importante que tanto él como el farmacéutico a la hora de la dispensación os expliquemos que hay que reconstituirlos con agua.


foto de www.ultracoloringpages.com


Por supuesto, es el médico el que decide si el paciente necesita o no antibiótico, pues, como he dicho varias veces, los antibióticos son medicamentos para tratar infecciones bacterianas, no para prevenirlas ni para tratar infecciones víricas. Es muy importante seguir la posología y duración del tratamiento de un modo estricto, así como conservar correctamente el medicamento. De este modo, conseguiremos el éxito del tratamiento y evitar la aparición de resistencias de las bacterias. 

Pero, qué es la resistencia bacteriana? Según la OMS, "resistencia a los antimicrobianos o resistencia bacteriana, se produce cuando los microorganismos (bacterias, hongos, virus y parásitos) sufren cambios al verse expuestos a los antimicrobianos (antibióticos, antifúngicos, antivíricos, antipalúdicos o antihelmínticos, por ejemplo).Como resultado, los medicamentos se vuelven ineficaces y las infecciones persisten en el organismo, lo que incrementa el riesgo de propagación a otras personas." Existen dos tipos de resistencias, la resistencia intrínseca, que es la propia del individuo; y la resistencia adquirida, que es consecuencia de un mal uso de medicamentos. Cada vez aumentan las resistencias a varios antibióticos lo que implica que los tratamientos terapéuticos fracasen y que el desenlace de la patología muchas veces sea fatal.

Dicho esto, seguimos con la reconstitución de los antibióticos en suspensión extemporánea.

Una suspensión extemporánea es una suspensión que se prepara en el momento de utilizarse.  El preparado viene en el frasco de vidrio topacio en forma de polvo, pues así no pierde sus propiedades farmacológicas, En suspensión suele ser bastante inestable, y es por ello que hay que prepararlo en el momento de uso, que el material de acondicionamiento debe ser el adecuado (frasco de vidrio topacio) y que debe conservarse una vez reconstituido de una manera concreta que después indicaré.

Para reconstituir este tipo de antibióticos seguiremos las instrucciones del laboratorio que lo ha fabricado y que vienen en el prospecto.

En primer lugar, comprobaremos que el tapón está en perfecto estado, no abierto ni manipulado.

En segundo lugar, invertimos y agitaremos el frasco para que se desprenda todo el polvo de las paredes del frasco y se mezcle bien con el agua.

En tercer lugar, según la concentración y cantidad del antibiótico, tendremos que añadir los mililitros que indique el laboratorio de agua, previamente hervida o mineral. Hoy en día, vienen unas marcas en los frascos que nos indican el nivel hasta el que tenemos que llenar de agua el envase. 

En cuarto lugar, volver a invertir y agitar el frasco hasta la completa disolución del polvo. Dejar reposar unos minutos en una superficie horizontal.


En quinto lugar, rellenar con agua hasta la señal de enrase y agitar.

Ahora ya está listo para utilizarse.

Una vez preparado, se debe conservar en nevera, entre 2ºC y 8ºC. 

Agitar antes de cada toma.

Administrar la dosis indicada por el médico utilizando jeringuilla o el vaso dosificador que viene en el envase. Nada recomendable el empleo de cucharas, pues la dosis suele ser inexacta.

Una vez terminado el tratamiento, si queda antibiótico, debemos llevarlo al punto sigre de las farmacias, nunca tirarlo por el wc o a la basura ni guardarlo para una próxima vez. 

Es recomendable cuando se toman antibióticos la toma concomitante de probióticos para prevenir la posible aparición de hongos (generalmente candidiasis) y para repoblar la flora intestinal y evitar diarreas. Como digo en un post sobre probióticos que escribí hace tiempo: "La mayoría de los antibióticos no sólo matan las bacterias patógenas, sino también las bacterias de la flora intestinal y vaginal. De este modo, se rompe la barrera de defensa que forman estas floras y pueden surgir otras infecciones bacterianas, víricas o fúngicas. Esta es la razón por la cual, cuando las mujeres toman antibióticos, es frecuente que sufran infección fúngica vaginal. Si tomasen probióticos junto al antibiótico, reforzarían las defensas y lo evitarían."

 A continuación os pongo el link del post que escribí sobre PROBIÓTICOS.

Y, por suspuesto, ante cualquier reacción alérgica o adversa al tomar antibióticos, acudid al médico.

Por último, os recomiendo el vídeo del Real Colegio de Farmacéuticos de Sevilla que explica cómo reconstituir los antibióticos en suspensión extemporánea:

https://www.youtube.com/watch?v=RkgKEyp_yQ8

Espero que os haya sido útil el post de hoy.

Teresa Gil. Farmacia Alegre pérez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...