lunes, 15 de junio de 2015

VAYA FOLLÓN CON LAS VACUNAS!!

Últimamente, sobre todo a raíz del triste suceso del niño de Olot, se habla mucho de las vacunas.
Desde mi pequeño rincón os hablo de lo que opino, como madre y farmacéutica, sobre este tema.

 Antes de todo, recordaros que una vacuna es , según la OMS (Organización Mundial de la Salud):
"cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos. Puede tratarse, por ejemplo, de una suspensión de microorganismos muertos o atenuados, o de productos o derivados de microorganismos. El método más habitual para administrar las vacunas es la inyección, aunque algunas se administran con un vaporizador nasal u oral." 

 Al vacunarnos, se introduce en nuestro cuerpo una cantidad segura del microorganismo (bacterias o virus) frente al cual nos queremos inmunizar. De este modo, nuestro sistema inmunitario genera defensas frente a él. Si en un futuro, el cuerpo vuelve a ser infectado por ese microorganismo, el sistema inmunitario podrá reconocerlo y podrá vencerlo. Es un modo simple y breve de explicar el mecanismo de las vacunas.

 Gracias a la investigación de grandes médicos y científicos y al calendario de vacunación, en muchos países se han erradicado enfermedades que hace unos años eran temidas por su mortalidad y mucha gente, a día de hoy, ni siquiera las conoce.


foto cortesía de soymama.com.uy


 Es cierto que hay muchos padres que no quieren vacunar a sus hijos por temor a los efectos secundarios tras la inoculación de las vacunas. Pero yo creo que no saben bien el riesgo de mortalidad que tienen las enfermedades frente a las cuales no quieren vacunar a sus pequeños. No es frecuente que un niño no vacunado sufra los efectos de estas enfermedades erradicadas hace años, pues la mayoría de la población de su entorno ya está vacunada y no padece dicha enfermedad. Pero actualmente, debido a la globalización mundial y a los movimientos migratorios sociales, muchas personas portadoras de dicho microorganismo patógeno, sin haber desarrollado los síntomas de la enfermedad, pueden contagiar a la población a su alrededor, que, si ha sido vacunada, tampoco desarrollará la enfermedad, pero si no fue vacunada, la desarrollará y podrá contagiar a más personas que no hayan sido vacunadas, pudiendo causar una epidemia. Por suerte, hoy en día, en España, es muy superior el número de individuos vacunados al de no vacunados, pero si crece la cantidad de niños sin vacunar, existe una gran probabilidad de que vuelvan esas enfermedades tan graves ya erradicadas.

 El caso actual del niño con Difteria ha hecho que muchos padres se replanteen la vacunación en sus hijos. Y hasta Sanidad ha reconsiderado incluir de nuevo la vacuna frente a la varicela que había retirado del calendario vacunal oficial en edad pediátrica. Así lo confirmó el Ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, el 11/06/2015 en el 65º Congreso de la Asociación Española de Pediatría.  Será financiada por por el Sistema Público y se administrará a niñoa a partir de un año y mantenerla en adolescentes de 12 años que no hayan pasado la enfermedad. También comunicó, días atrás, que la vacuna frente a la Meningitis B, a día de hoy sólo hospitalaria, volverá a ser de venta libre en farmacias en cuestión de meses. Estas decisiones han sido aplaudidas por pediatras y sanitarios, así como la inclusión de la vacuna antineumocócica (Prevenar 13) en el calendario vacunal oficial financiado por el sistema Público de Salud. Ésto último también ha alegrado a muchos papis y ,mamis que, hasta este año, tuvieron que comprar esta vacuna en la farmacia para que se la administraran a su bebé. Debido a su precio, muchos progenitores no compraron todas las vacunas, poniendo en riesgo la salud de su hijo. 

 En mi opinión, creo que es el deber de los adultos velar por la salud de los niños, y es un derecho de los niños que los adultos velen por su salud. Por tanto, el acceso a las vacunas del calendario oficial de vacunación debe ser lo más fácil posible. Y, aunque no es obligatorio en España, yo, como madre ante todo, sí lo consideré una obligación por mi parte y un derecho de mi hija, vacunarla. 

 Ante cualquier duda de si tu hijo fue vacunado, consulta el Documento de Salud Infantil, que es ese cuadernito que lleváis cada vez que vais al pediatra, donde están anotadas todas las vacunas que han sido administradas al pequeño.

 A continuación, os pongo el calendario de vacunación de 2015 para la Comunidad de Madrid.




Para más información:

http://www.ampap.es/vacunas/

http://www.aeped.es/


Espero que os haya resultado útil el post!!

Teresa Gil Alegre. Farmacéutica Adjunta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...