viernes, 27 de enero de 2012

CUIDADOS DE LA PIEL EN INVIERNO

 Hoy en el post os voy a hablar de cómo cuidar la piel en la época invernal que tanto afecta a la epidermis.

  La piel no hay que prepararla y tratarla de modo especial sólo en verano. En invierno, las bajas temperaturas y el viento afectan a nuestro 
rostro de un modo especial, de modo que la piel se vuelve más sensible, sufre descamaciones y rojeces y los labios se secan y agrietan. Máxime en pieles atópicas e hipersensibles, que sufren agudización de los brotes con los cambios de temperatura, del calor de la casa al frío de la calle... 
  Las manos, expuestas al viento, a las bajas temperaturas y a los agentes químicos de los jabones, sufren desecamiento en su piel y, si no se tratan adecuadamente, pueden aparecen desagradables grietas en dedos y palmas.

 Para evitar estos molestos signos en nuestra epidermis, debemos tratarla adecuadamente.

 - POR LA MAÑANA

 El ritual matutino es muy importante para preparar nuestra piel para toda la jornada:
    
   1º. CREMA LIMPIADORA: Una limpieza de la piel es imprescindible, tanto por la mañana como por la noche, de modo que ésta quede limpia, suave y con más luminosidad.
    
  2º. SÉRUM: El sérum es un concentrado de rápida 
absorción que penetra en profundidad en la piel, llegando a las capas más profundas. Aplicándolo hidratamos de un modo extra la piel. Si utilizamos serums enriquecidos con vitaminas y liposomas, alimentamos y regeneramos la piel, luchamos contra los radicales libres y el tono apagado que adquiere en esta estación y potenciamos la acción de la crema hidratante que aplicaremos después.
   
  3º. CONTORNO DE OJOS: La piel alrededor de los ojos es mucho más sensible que la del resto de la cara, de modo que es hipersensible a los efectos del frío y del viento. Utilizaremos un contorno que hidrate esa zona y atenúe las bolsas y ojeras.
   
  4º. CREMA HIDRATANTE: En invierno, lo ideal es aplicar una crema hidratante nutritiva adecuada a cada tipo de piel y con factor de protección mínimo de 20, pues el sol invernal también afecta. En pieles más maduras, aplicaremos una hidronutritiva antiedad y en pieles más sensibles, una hidratante con factor de protección 50.
  
   5º. LABIAL: Para evitar que los labios se sequen en extremo y se agrieten, aplicaremos un hidratante labial con factor de protección, mejor bálsamo que stick labial.
   
  6º. CREMA MANOS. Las manos sufren especialmente los efectos del clima invernal. Aplicaremos cremas ultrahidratantes para evitar su desecamiento y consecuentes grietas.


 - POR LA NOCHE: 

 El ritual nocturno es imprescindible para proporcionar descanso y nutrición a nuestra piel:
    
  1º. CREMA LIMPIADORA: Por la noche es muy importante limpiar la piel. Ideal si la crema además tiene acción calmante.
    
  2º. SÉRUM: Tras la jornada, la piel ha perdido mucha agua por el frío. Es importante hidratarla y nutrirla de un modo extra con un sérum enriquecido.
   
  3º. CONTORNO DE OJOS: Para hidratar esta zona y proporcionarle un descanso extra.
   
  4º. CREMA HIDRATANTE: Aplicaremos una hidratante con un plus de nutrición, textura rica y con antioxidantes.

Una vez por semana es recomendable realizar una exfoliación facial, para retirar las células muertas y dejar la piel suave, limpia y preparada para absorver mejor los preparados que le aplicaremos diariamente.

En nuestra farmacia encontrarás una gran variedad de productos para el cuidado facial y corporal tan importante en la época invernal.



Teresa Gil Alegre. Farmacéutica Adjunta.



































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...